Cronología Profética de Nostradamus


 

Llega el Séptimo Milenio de la mano de la muerte

Atrás

Siguiente
La cuarteta 10-74 se encuentra unida al extracto de la carta a César mediante las palabras: revolu por révolution, nombre, septiesme, Ieux por Ieulx, y milliesme por mille. Nostradamus en ambas sentencias presenta con la llegada del 2001, en el Séptimo Milenio, tiempos muy convulsos y aterradores con grandes catástrofes naturales y bélicas que acabarán con grandes cantidades de vidas. Especial atención hay que prestar a los enfrentamientos religiosos en este comienzo del siglo XXI y a la llegada de unos Juegos Olímpicos.

 

10-74

Au revolu du grand nombre septiesme

Apparoistra au temps Ieux[1] d'Hacatombe:

Non eslongné du grand eage milliesme.

Que les entres[2] sortiront de leur tombe.

 

10-74

En revolución del gran número séptimo

Aparecerán en época ojos (Juegos) de Hecatombe:

No alejado de la gran edad milésima,

Que los entrados abandonarán su tumba.

 

Datos:

No alejado de la gran edad milésima. En la revolución del gran número séptimo: Nostradamus se refiere aquí a la llegada del Séptimo Milenio, al siglo XXI.

Aparecerán en esta época ojos (juegos) de Hecatombe: Apunta el profeta que sucederán catástrofes y enfrentamientos bélicos que provocarán muchas víctimas en el momento de unos juegos Olímpicos.

Tantas que los enterrados abandonarán su tumba: La palabra entrados la cambiamos por enterrados, al encajar mejor en el contexto que sigue al verso. No se puede imaginar el gran mal que intenta Nostradamus transmitir con esta expresión tan siniestra. La Biblia centra la salida de los muertos de sus tumbas en los tiempos finales mediante el castigo de la espada de Dios al hijo del hombre, que no es otro que el hijo de Acuario, es decir, los hombres de nuestro tiempo.

 

La Biblia en referencia a la salida de los muertos de sus tumbas

Eze 37:9. Y díjome: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo del hombre, y di al espíritu: Así ha dicho el Señor Jehová: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán. Eze 37:10. Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies, un ejército grande en extremo.

Mat 17:9. Y como descendieron del monte, les mandó Jesús, diciendo: No digáis á nadie la visión, hasta que el Hijo del hombre resucite de los muertos.

Rev 11:17. Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu grande potencia, y has reinado. Rev 11:18. Y se han airado las naciones, y tu ira es venida, y el tiempo de los muertos, para que sean juzgados, y para que des el galardón á tus siervos los profetas, y á los santos, y á los que temen tu nombre, á los pequeñitos y á los grandes, y para que destruyas los que destruyen la tierra. Rev 11:19. Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su testamento fue vista en su templo. Y fueron hechos relámpagos y voces y truenos y terremotos y grande granizo.

1Co 15:52. En un momento, en un abrir de ojo, la última trompeta; porque será tocada la trompeta, y los muertos serán levantados sin corrupción, y nosotros seremos transformados.

 

Carta a César. 1555

& ce quant au visible jugement céleste, que encores que nous soyons au septiesme nombre de mille qui parachève le tout, nous approchant du huictiesme, ou est le firmamêt de la huictiesme sphere, que est en dimension latitudinaire, ou le grand Dieu étemel viendra parachever la révolution: où les images célestes retournerôt à se mouvoir, & le mouvement, supérieur qui nous rend la terre stable & ferme, non inclinabitur in saeculum saeculi: hors mis que quand son vouloir sera accompli, ce sera, mais non point autrement: combien que par ambigues opinion exedantes toutes raisons naturelles par songes Machometiques, aussi aucune fois Dieu le créateur par les ministres de ses messagiers de feu enflamme missive vient à proposer aux sens extérieurs mesmement à nos Ieulx, les causes de future prédictiô, significatrices du cas futur, qui se doibt à celui qui présaige manifester.

 

Y esto será después del juicio visible del cielo, antes de que alcancemos el séptimo milenio que completará todos y que nos acerca al octavo, donde está el firmamento de la octava esfera que está en dimensión latitudinaria, donde el gran Dios eterno vendrá para completar la revolución: y donde las imágenes celestes reanudarán su movimiento y el movimiento superior que nos da una Tierra estable y firme, si no se inclina en cualquier momento: cuando quiera será cumplido eso mas no se hará de otro modo: a pesar de todas las opiniones ambiguas que superan toda la razón natural por sueños Mahometanos, que es por quien Dios el Creador por el ministerio de sus mensajeros de fuego incendia con sus misivas, viniendo a proponer a nuestras percepciones, así como a nuestros ojos, los motivos de futuras predicciones, y significativos casos futuros que se deben en cualquier presagio manifestar.

 

— Comentarios: Nostradamus presenta quien será el enemigo a partir del año 2001 con la llegada del Séptimo Milenio. La respuesta se encuentra al final de la sentencia que implica que Dios ha manifestado las predicciones al profeta por las ambiciones de los seguidores de Mahoma. Se sugiere también que ya en el año 3001, en el Octavo Milenio, la Tierra entrará en calma y sosiego junto a la humanidad.

 


[1] Esta palabra puede derivar del francés yeux, ojos o del francés jeux, juegos,

[2] Del francés entrar, introducir. Podría ser una variación del francés enterres. Enterrados.

Siguiente
 


Hazte con el libro que cuenta la historia.
CRONOLOGÍA PROFÉTICA DE NOSTRADAMUS 1500/2050

https://www.caesaremnostradamus.com/tienda/


© www.caesaremnostradamus.com