Volver


Revueltas en los templos santos de Jerusalén

Las obras de remodelación en la zona donde se encuentran sitios sagrados en Jerusalén generó una ola de protesta unánime entre los palestinos. La remodelación de un camino al complejo sagrado, que llevan adelante las autoridades israelíes, suscitó la ira común de líderes palestinos.

Jaled Mechaal, uno de los líderes históricos del gobernante Hamas, dijo que Israel "juega con fuego".

A esta advertencia se unió la del primer ministro palestino, Ismail Haniyah, quien acusó a los israelíes de dañar la mezquita de Al Aqsa bajo pretexto de una reconstrucción.

el clérigo Taissir Al Tamami, jefe de las cortes religiosas en los territorios palestinos, llamó a los fieles musulmanes a correr a "defender" la mezquita de la cúpula dorada.

Reliquias compartidas

El Noble Santuario, donde se yerguen el Domo de la Roca y la mezquita de Al Aqsa, es uno de los tres lugares sagrados más importantes del Islam.

Los musulmanes creen que fue allí donde el profeta Mahoma ascendió al cielo, explicó el corresponsal de la BBC en Medio Oriente, Karim Hauser.

Los israelíes, por su parte, recuerdan que en ese mismo sitio se erigió el Templo de Salomón, destruido en el año 70 d.C. por los romanos.

Desde el punto de vista musulmán las excavaciones afectarán dos antiguas cámaras subterráneas y los cimientos de la mezquita de Al Aqsa.

Para prevenir disturbios, la policía israelí acordonó la zona y prohíbe el acceso a todo hombre que no sea mayor de 45 años. Además, el visitante debe llevar documento de identificación israelí.
La Policía israelí desplegó 3.000 agentes en la zona de la Explanada de las Mezquitas para evitar enfrentamientos.
Los palestinos que se enfrentaron a las fuerzas israelíes son seguidores del jeque Raed Salah, líder de la facción norte del Movimiento Islámico de Israel. Salah alentó a sus seguidores a una nueva Intifada.

09-02-07

Batalla campal en Jerusalén entre palestinos e israelíes por las obras en el Monte del Templo

Las obras provocaron a lo largo de la semana encendidas protestas entre los palestinos y en el mundo islámico, que las consideran un intento encubierto de destruir las mezquitas, aunque las autoridades israelíes afirman que los trabajos son conformes a las normas internacionales y que no hay intenciones ocultas.

JERUSALÉN (Reuters) - Fuerzas de la policía israelí entraron el viernes en la zona que rodea la mezquita de Al Aqsa en Jerusalén y dispersaron a los creyentes palestinos que lanzaban piedras con granadas, tras finalizar las oraciones del viernes, anunció la policía.


Volver

© www.caesaremnostradamus.com

contador de visitas