Volver


Rusia venderá el material nuclear necesario para hacer la bomba nuclear a Irán.

Abastecimiento para la construcción de la bomba nuclear, por medio de comerciantes rusos. Ayuda de Rusia para la construcción de reactores nucleares a Irán. (Pág. 132).

22 de agosto 2010.

Irán abre en Bushehr la primera central nuclear de su historia.

Funcionarios rusos e iraníes inauguraron hoy en Irán la primera central nuclear del país, ubicada en la ciudad portuaria de Bushehr. Con la apertura de la central construida por Rusia, se retiraron también los precintos del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) a las 82 toneladas de combustible nuclear que Rusia entregó a Irán, que se encuentran ahora en un almacén de combustible al aire libre cerca del reactor. El jefe nuclear iraní, Ali Akbar Salehi, y el director de la compañía energética nuclear rusa Rosatom, Serguei Kiriyenko, fueron algunos de los presentes en la ceremonia de inauguración.

Fuente: www.lavanguardia.es

Irán Nuclear.

Irán Tv

Irán desafía a EE.UU. y abre un reactor nuclear.

Estados Unidos criticó a Moscú por seguir adelante con el proyecto de Bushehr dada la persistente negativa iraní a detener su programa nuclear. En junio, Rusia apoyó una cuarta ronda de sanciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y llamó a Irán a suspender sus labores de enriquecimiento de uranio, que según las sospechas de algunos países, podría llevar a la República islámica a obtener arsenal atómico. El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad prometió una “respuesta a escala planetaria” si su país es atacado, en una entrevista publicada ayer por el diario Al Sharq de Qatar. “Nuestras opciones no tendrán límites. Concernirán a todo el planeta”, advirtió.

Fuente: www.elcomercio.com

30 de enero de 2010.

Rusia podría efectuar enriquecimiento adicional del uranio iraní.

Rusia muestra disposición a estudiar el proyecto de enriquecimiento adicional del uranio iraní hasta el nivel del 19,75%, si recibe tal solicitud del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), informó hoy a RIA Novosti una fuente que está al tanto del desarrollo de las respectivas negociaciones. "Rusia está preparada para estudiar el tema de enriquecimiento del uranio iraní desde su nivel actual del 4% hasta el 19,75%, en el caso de recibir, desde luego, la respectiva solicitud por parte del OIEA", dijo. Irán declaró hace poco que el enriquecimiento del isótopo del uranio U-235 hasta el nivel del 19,75% le hace falta para abastecer de combustible su reactor utilizado para la investigación científica.

Rusia e Irán 2010.

Rusia promete total cooperación militar con Irán.

El principal jefe exportador de armas de Rusia Rosoboronexport, Anatoli Isaikin, destacó el compromiso de su país en continuar la cooperación militar con Irán. “Nada impide la continuación de la cooperación militar en esas direcciones de interés que unen a Rusia y a Irán”, dijo RIA Novosti citando a Isaikin. “Irán no ha violado ningún compromiso que haya realizado con respecto a los contratos militares”, reiteró. Isaikin también subrayó que Rusia no dará marcha atrás en un acuerdo para vender a Irán los sofisticados sistemas anti-misiles antiaéreos los S-300. Teherán ha estado tratando de adquirir el sofisticado sistema de defensa para mejorar su poder de disuasión en reacción a la retórica de guerra de Israel contra las instalaciones nucleares de Irán. Moscú firmó un contrato con Teherán en 2007 para abastecer de los poderosos misiles S-300 a Irán. El S-300 son misiles tierra-aire, conocido como el SA-20 en occidente, puede rastrear blancos y disparar contra aviones a 120 km de distancia. También ofrece inmunidad en ataques a distancias altas y es capaz de apuntar simultáneamente hasta 100 objetivos. Israel y los funcionarios de EE.UU. tienen pánico a que Irán tengan estos sistemas de defensa y han instado enérgicamente a Rusia a no suministrar a Irán los misiles, ya que alegan que Teherán tiene objetivos militares en su programa de enriquecimiento nuclear.

Teherán, sin embargo, dice que su único objetivo de su programa nuclear, tiene aplicaciones civiles.

6 de octubre de 2008

Israel presionará a Rusia por venta de armas a Irán, Siria

6-10-2008

MOSCÚ - El primer ministro de Israel, Ehud Olmert, fue el lunes a Moscú, donde planea presionar a Rusia para que no venda tecnología avanzada de misiles y armas a Irán y a Siria. Al hablar a su gabinete antes de su viaje de dos días, Olmert señaló que discutirá temas de "inquietud inmediata, especial", incluso el suministro de armas a "elementos irresponsables". "Hay por supuesto temas de seguridad en la agenda", comentó a los periodistas que viajaban con él, agregando que incluían la preocupación de Israel acerca del programa nuclear de Irán.

Señaló que comprende que Rusia también esté interesada en debatir acerca de como las negociaciones de paz israelíes con palestinos y Siria podrían avanzar. Olmert, primer ministro hasta la formación de un nuevo gobierno después de su renuncia el mes pasado en un escándalo de corrupción, se reúne con el Ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, el lunes y con el presidente Dmitry Medvedev, el martes.

Cuando se le preguntó sobre sus posibilidades de detener los planes de Medvedev de venta de armas a Irán y Siria, Olmert dijo que va a esperar. "Preferiría dejar que la realidad hable más que las declaraciones en estos asuntos", dijo Olmert.

Fuentes de defensa israelíes, revisando declaraciones previas acerca de que un acuerdo entre Moscú y Tehran era inminente, dijeron el domingo que las dos partes aún estaban negociando una posible compra iraní de un sistema avanzado de misiles antiaéreos S-300. Los S-300 ayudarían a Irán a evitar que cualquier avión israelí o de Estados Unidos ataque sus instalaciones nucleares. Algunos analistas consideran que la compra iraní del sistema podría acelerar la cuenta regresiva a un ataque para evitar que Irán obtenga armas nucleares. 

Fuente  https://lta.reuters.com/

16 de octubre de 2007

El presidente ruso Putin se reúne con Ahmadineyad en Irán

16-10-2007

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, llegó esta mañana a Teherán en una visita histórica a Irán, en la que, además de estrechar lazos con sus países vecinos del mar Caspio, tratará sobre los planes nucleares iraníes.
Putin se reúne con Ahmadineyad y con el líder supremo de Irán, Ali Jamenei
Pese a la supuesta amenaza terrorista de un grupo extremista, que según medios rusos planea un atentado suicida contra él, Putin llegó a las 08.56 hora local al aeropuerto internacional de Teherán. Tras su llegada, Putin se dirigió de inmediato hacia la sede de la segunda Cumbre de países ribereños del mar Caspio, donde el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, se ha encargado del discurso inaugural.
Tras la conferencia multilateral, Putin, que acude a una cumbre de los países ribereños del mar Caspio, se ha reunido con Ahmadineyad y con el líder supremo de Irán, Ali Jamenei, en dos esperados encuentros en los que, además de las relaciones bilaterales, está previsto se trate sobre las aspiraciones del régimen iraní en materia nuclear.
Rusia es uno de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU que ha adoptado posiciones más comprensivas con el régimen de los ayatolás, aunque en más de una ocasión ha repetido su oposición a que Irán consiga la bomba nuclear.

Fuente  www.20minutos.es

16 de octubre de 2007

TEHERAN (AP) - Rusia, Irán y otras naciones del Mar Caspio advirtieron el martes a otros países que no utilicen sus territorios para emprender ofensivas militares, pero no lograron llegar a un acuerdo para dividirse los enormes recursos energéticos de ese cuerpo de agua.

La declaración emitida al concluir la reunión cimera de los líderes de los cinco países que bordean ese mar interior, entre ellos el presidente ruso Vladimir Putin y el iraní Mahmud Ahmadinejad, no mencionó nación alguna, aunque fue una clara referencia a los rumores de que Estados Unidos quizá utilice Azerbaiyán, una antigua república soviética, para atacar Irán.
"Las partes quieren resaltar que bajo circunstancia alguna permitirán a otras naciones utilizar su territorio para agredir o emprender acciones militares contra cualquiera de las partes", afirmó la declaración.
Los asistentes respaldaron además el programa nuclear de Irán y resaltaron que cualquier país firmante del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares puede "realizar investigaciones y utilizar la energía nuclear con fines pacíficos sin discriminación alguna".
Putin, el primer dirigente del Kremlin que visita Irán desde que lo hiciera José Stalin durante la Segunda Guerra Mundial, advirtió que el tendido de oleoductos y gasoductos a través del Caspio sólo podrán ser realidad con el respaldo de las cinco naciones ribereñas.
Moscú se opone a las gestiones, respaldadas por Estados Unidos, de tender esos conductos para exportar gas y crudo del Asia central a Occidente evitando el territorio ruso.
"Los proyectos que puedan causar graves daños al medioambiente no podrán ser realizados sin un análisis previo por parte de las cinco naciones del Caspio".
Ahmadinejad resaltó igualmente la necesidad de mantener alejados del Caspio a los extranjeros sin vinculación alguna a ese mar.
"Todas las naciones del Caspio concuerdan en el tema principal que todos los aspectos relacionados con este mar deben ser resueltos exclusivamente por las naciones litorales", indicó. "El Mar Caspio es un mar interior y pertenece solamente a los estados del Caspio, por lo tanto, sólo ellos pueden tener en él sus barcos y fuerzas militares".
La situación legal del Caspio _ que al parecer contiene las terceras reservas energéticas del mundo _ permanece en el limbo desde el colapso de la Unión Soviética en 1991.
Los países no llegaron a un acuerdo para dividir el Caspio, aunque acordaron seguir dialogando. Ahmadinejad dijo que el próximo encuentro cimero del Caspio tendrá lugar el próximo año en la capital de Azerbaiyán, Bakú.

Fuente  https://espanol.news.yahoo.com

13-Enero-07

Antiguas cooperaciones de ambos países

La declaración sobre los principios de relaciones y cooperación amistosa entre la URSS y la República Islámica de Irán, y el Programa de cooperación económico-comercial y científico-técnica a largo plazo, ambos documentos para el período de hasta 2000. Este último fue el que trazó las vertientes del desarrollo de las relaciones soviético-iraníes y, más tarde, ruso-iraníes. Incluía cláusulas sobre la aspiración de los dos países a cooperar en los sectores de energía, gas, transporte y en el aprovechamiento de la energía atómica con fines pacíficos. A principios de los 90 las partes habían negociado los detalles del contrato para la construcción de una planta nuclear en Irán, y en 1992 quedó suscrito el convenio 'Del uso de la energía nuclear con fines pacíficos', en el cual se enumeraban los principios de colaboración en el uso civil de la energía atómica.
Dichos principios consistían en que todos los materiales nucleares y no nucleares, así como las instalaciones construidas a partir de los mismos, no serían utilizados para crear armamento nuclear u otros artefactos explosivos nucleares, ni aprovechados con fines militares, y que estarían bajo las garantías del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) durante todo el período de su utilización. De manera que los principales aspectos de la colaboración fueron la construcción y explotación de los reactores nucleares y la formación de especialistas iraníes.
Durante largo tiempo, Rusia e Irán no lograban ponerse de acuerdo sobre el lugar de las obras. La parte iraní deseaba que el grupo generador quedara instalado en la parte norte del país, pero los trabajos de prospección geológica habían revelado que la magnitud de los seísmos en aquella zona podía alcanzar 9 grados en la escala de Richter. Entre tanto, los reactores rusos eran calculados para una magnitud de hasta 8 grados, y ese aspecto complicaba las cosas. Se necesitaría entonces incurrir en considerables gastos para modificar los reactores y las instalaciones de servicio.
A finales de septiembre de 1994, Rusia e Irán concordaron las cláusulas del contrato según el que sería ultimado el montaje del grupo generador de la central nuclear en Bushire obra iniciada por especialistas alemanes. Como resultado, el 5 de enero de 1995 en Teherán fueron suscritos el Contrato para la terminación del montaje del primer grupo generador de la planta nuclear en Bushire, y el Protocolo de las conversaciones entre el ministro de Energía Nuclear de Rusia, V. Mijailov, y el vicepresidente de Irán y responsable del organismo iraní de energía atómica, M. Amrolahi.
Desde ese momento, ya se puede hablar del inicio de una cooperación nuclear real entre Rusia e Irán, que para la fecha lleva más de diez años. Vale señalar que el contrato ruso-iraní había correspondido plenamente a las normas internacionales del OIEA. Irán había firmado aún en 1970 el Tratado de No Proliferación Nuclear y, además, en febrero de 1992 había autorizado a los inspectores internacionales inspeccionar cualesquiera instalaciones nucleares en el territorio iraní.
Tras haber firmado en 1997 el Protocolo Adicional al acuerdo sobre garantías del OIEA, Teherán había dado otro paso para convencer a la comunidad internacional de que el programa nuclear iraní era de carácter civil.
A pesar de que Rusia se comprometía, según el contrato, a terminar la edificación de la central de Bushire, en realidad debía construir una instalación nueva. El hecho es que el grupo generador -el que había empezado a montar Alemania- fue bombardeado varias veces durante la guerra irano-iraquí y estaba medio derruido. Fue calculado que el costo de la construcción del grupo generador oscilaba entre 800 y 1.000 millones de dólares. Por la parte rusa, en la ejecución del proyecto participaron 300 empresas. En el futuro se proyectaba firmar contratos para la construcción de tres reactores más. En este caso la suma se ubicaría, según distintas estimaciones, entre 5 y 8 mil millones de dólares. El contrato entró en vigor el 12 de enero de 1996 habiéndose comprometido Rusia a ultimar el montaje del grupo generador en Bushire en 55 meses.
El 24 de agosto de 1995, Moscú y Teherán concertaron el contrato sobre los suministros del combustible nuclear ruso para la central de Bushire: desde 2001 hasta 2011 se suministraría combustible por un valor de 30 millones de dólares anuales. Sin embargo, Irán no lo ha recibido hasta hoy debido a que durante largo tiempo se negaba a firmar el protocolo sobre la devolución del combustible nuclear usado a Rusia, y también, por la demora con la construcción de la propia planta. El problema de la devolución del material usado ha sido el más espinoso en las relaciones nucleares ruso-iraníes. Los avances se produjeron con la llegada al poder de Vladimir Putin, quien a partir de 2004 se encargó de supervisar la colaboración nuclear junto con el Ministerio de Asuntos Exteriores y con la mediación del Ministerio de Defensa. En cuanto al Ministerio de Energía Atómica, que es el que había llevado antes esos asuntos, pasó a desempeñar unas funciones limitadas.
La situación del combustible nuclear quedó aclarada sólo a mediados de febrero de 2005, cuando visitó Moscú el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Hassan Rouhani. Según afirmó, los acuerdos sobre los suministros del combustible nuclear ruso serían sellados a finales de febrero de 2005 durante la visita a Teherán del director de la Agencia Federal de Energía Atómica, Alexander Rumiantsev. La visita comenzó el 26 de febrero de 2005 y al día siguiente las partes suscribieron todos los documentos necesarios en la zona de las obras, en Bushire. En lo que se refiere a las demoras con la edificación de la central, las causas han sido de carácter económico y tecnológico. Según las últimas informaciones, la central sería entregada a principios de 2007. Durante un tiempo, Rusia e Irán habían negociado la creación en territorio ruso de una empresa mixta dedicada al enriquecimiento de uranio, pero finalmente Teherán declinó esa iniciativa rusa.
Una de las principales características de la cooperación nuclear establecida entre los dos países consiste en que la participación de Rusia en la ejecución de proyectos en el territorio de Irán -incluido el montaje de reactores nucleares- respeta los principios del Derecho Internacional y no infringe el régimen de no proliferación de armas nucleares.

Fuente  www.iarnoticias.com


Volver

© www.caesaremnostradamus.com 

contador de visitas