Volver


08-11-2020

Decíamos en el almanaque para 2021 en el Punto 28:

Enfrentamientos ente Rusia, Canadá y EEUU por territorios del Océano Ártico.

REVISAR ESTE ENLACE DESHIELO EN EL ÁRTICO.

#caesaremnostradamus #cronologiaprofeticadenostradamus

Perfil de Facebook Perfil de Twitter Página de Facebook

 


 

- 25-05-2021. Mientras Estados Unidos y Rusia discuten sobre el Ártico, Putin expande su poderío en la región.

El Ártico se vuelve más caluroso, más verde y con menos hielo mucho más rápido de lo esperado.
Recientemente, Rusia ha ampliado la pista de su base aérea de Nagurskoye, en el archipiélago, a 3.500 metros de longitud, lo que significa que puede aterrizar y recargar la mayoría de sus aviones militares aquí, incluidos los cazas que patrullan los cielos polares.La construcción de la base, conocida como Trébol Ártico, finalizó en 2017. Se encuentra a solo 257 kilómetros al este de la parte más oriental del archipiélago noruego de Svalbard, La nueva base está construida para albergar a unos 150 soldados y está diseñada para garantizar que la Flota del Norte de Rusia pueda ser autónoma y autosuficiente. Todo forma parte de lo que el presidente Vladimir Putin dice que es un esfuerzo clave para reforzar la presencia de Moscú en el Ártico para asegurar «el futuro» de Rusia.
La Casa Blanca ha observado la acumulación militar de Rusia con creciente preocupación. En vísperas del Consejo Ártico, el Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, declaró que a su país le «preocupan algunas de las crecientes actividades militares en el Ártico».

Disputas territoriales
En los últimos años, Rusia ha hecho todo lo posible por ampliar sus reclamos territoriales en la región. En 2007, buzos rusos en un sumergible plantaron una bandera rusa en el lecho marino del Océano Ártico en el Polo Norte. La maniobra fue criticada por el entonces ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, Peter MacKay, quien dijo: «No estamos en el siglo XV. No se puede ir por el mundo y plantar banderas y decir: ‘Estamos reclamando este territorio'».
Puede que la colocación de la bandera fuera un movimiento simbólico, pero desde entonces Rusia ha estado reforzando metódicamente sus aeródromos y bases en múltiples lugares de su costa ártica.
El centro de operaciones de Rusia en el Ártico es su Flota del Norte, con sede en la ciudad militar cerrada de Severomorsk, en la costa del mar de Barents, a 1.335 kilómetros de Alexandra Land. La Flota del Norte ha adquirido recientemente una serie de nuevos buques y submarinos para aumentar sus capacidades, pero también tiene cazas, sistemas de defensa aérea y activos de inteligencia bajo su mando, dijo el jefe de la Flota del Norte a CNN durante la visita.
Según la Ley del Mar de la ONU (UNCLOS), las naciones costeras con territorio dentro del Círculo Polar Ártico tienen jurisdicción para explotar los recursos naturales dentro de las 370 kilómetros desde sus líneas de base costeras. Sin embargo, para reclamar el control de una mayor parte del lecho marino, los países pueden presentar a la ONU pruebas científicas de la extensión de sus plataformas continentales.
En marzo de este año, Moscú también presentó dos nuevos complementos a la ONU, con el fin de ampliar la definición internacional de los límites de su plataforma continental.
La principal razón del aumento de las tensiones en el Ártico es el calentamiento global. A medida que aumentan las temperaturas y se derriten los casquetes polares, una mayor parte del Ártico es accesible tanto para operaciones militares como para la actividad económica.
Rusia se dio cuenta rápidamente de que su extremo norte pronto se convertiría en una nueva frontera, por lo que ha desarrollado una importante estrategia para desarrollar la zona.
Ésta se basa en tres pilares principales: la fuerza militar, el dominio de la Ruta Marítima Septentrional, una ruta comercial cada vez más viable entre Occidente y Asia a medida que los hielos polares retroceden, y la explotación de recursos naturales como el gas y los minerales del Ártico.
Las pretensiones de Moscú sobre el Ártico no carecen de mérito, ya que alrededor del 53% de la costa del Océano Ártico es territorio ruso. Algunos expertos creen que alrededor de una cuarta parte de las reservas mundiales de petróleo y gas aún no descubiertas podrían encontrarse en la región del Ártico, y Rusia está interesada en aprovecharlas. La carrera por el Ártico ya ha provocado disputas entre Rusia y los aliados de la OTAN. En 2018, Estados Unidos navegó con un portaaviones en el Océano Ártico por primera vez desde el colapso de la Unión Soviética como parte de los ejercicios militares masivos de la OTAN.

 

 

Los lugares mencionados en este almanaque pueden sufrir igualmente fenómenos naturales como sociales, en ocasiones puede ocurrir que un país o región marcada para el año en cuestión no se vea involucrada hasta un año posterior.


Hazte con el libro que cuenta la historia.
CRONOLOGÍA PROFÉTICA DE NOSTRADAMUS 1500/2050

https://www.caesaremnostradamus.com/tienda/

© www.caesaremnostradamus.com


Volver